Los loros son seres altamente inteligentes a tal grado que los expertos nos indican que pueden llegar a ser tan inteligentes como un niño de 4 años, aprendiendo todas las palabras que un pequeño de edad sabrían.

Esta es una de las razones principales para que cualquier persona que tenga un loro le elija un buen nombre, ya que no solo aprenderá a decirlo, sino que además se lo podrá decir a las personas que estén cerca cuándo pregunten su nombre. Esto hace que deba ser un nombre fácil de pronunciar, normalmente de no más de dos sílabas y es aconsejable que los nombres de mascotas contengan una i en su nombre.

Los loros son mascotas con una vida muy larga. Normalmente, un loro bien cuidado es capaz de llegar a vivir alrededor de 70 años y son muy activos, por lo que es recomendable que se les dé una gran cantidad de amor y atención cada día, ya que de otra forma pueden llegar a caer enfermos o incluso morir. La razón principal es que cuándo están deprimidos dejan de comer.

Puedes comprobar si tu loro está deprimido o se siente triste porque se comenzará a arrancar las plumas.